Como balancear las grasas en nuestro organismo

mayo 08, 2020

Como balancear las grasas en nuestro organismo

 

La grasa es esencial para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Pero todas las grasas no son iguales, hay que aprender a diferenciarlas.

Existen las grasas insaturadas y saturadas. Estas últimas son energía y se encuentran en los alimentos que incluyen carnes grasas, manteca de cerdo, productos lácteos enteros como la mantequilla y la crema, los cocos, el aceite de coco, el aceite de palma y el chocolate negro. 

Las grasas insaturadas son omega-9, como el aceite de oliva que puede ayudar a reducir los niveles de colesterol malo en la sangre, omega-6 y omega-3.

 ¿Qué son los ácidos grasos omega-3 y donde los podemos encontrar?

Son los llamados ácidos grasos "esenciales" porque nuestro cuerpo no los puede producir por sí mismo. Por lo tanto, deben ser ingeridos por medio de la dieta. Este tipo de grasa se encuentra presente principalmente en pescados grasos (atún, salmón, caballa, sardinas, etc.), en ciertos aceites (chía, canola, linaza, nueces) y en semillas como la chía, linaza, cáñamo. 

Los ácidos grasos omega-3 tienen muchas propiedades y juegan un papel crucial en nuestra salud: contribuyen al desarrollo neurológico y visual, son un aliado indispensable para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y protegen nuestro sistema inmunológico.

El ser humano consume alrededor del 30% de la ingesta recomendada de omega-3.

¿Dónde se encuentran los ácidos grasos omega-6?

Al igual que los omega-3, los omega-6 son los llamados ácidos grasos esenciales porque nuestro cuerpo no los puede producir por sí mismo a partir de las otras grasas que consumimos.

Los ácidos grasos omega-6 se encuentran en alimentos ricos como carne, huevos, mantequilla, queso, nueces o algunos aceites (girasol, cáñamo, semillas de uva, soja, maíz, algodón). También se encuentra en cantidad en muchos productos procesados (galletas dulces, papas fritas, platos preparados, etc.)

Las grasas esenciales de omega-6, están involucradas en muchas funciones del cuerpo humano como la reproducción, las defensas inmunes o el desarrollo del cerebro. Pero, al igual que las grasas saturadas, hoy en día se consumen en exceso, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Nuestro consumo de omega-6 está particularmente desequilibrado en comparación con nuestro consumo de Omega-3.

Desequilibrio omega-3 / omega-6

Los omega-3 en realidad se han eliminado de nuestra dieta debido a la industrialización de la fabricación de alimentos y la alimentación animal utilizando solo aceites ricos en omega-6.

Nuestro cuerpo necesita un equilibrio de omega-6 y omega-3 de 1 a 1. El desequilibrio de hoy es aproximadamente 30 a 1. Esto ha aproducido lo que se llama "enfermedad crónica moderna" (demasiada omega-6 proinflamatoria y muy poca omega-3 antiinflamatoria en nuestros tejidos).

Las enfermedades degenerativas crónicas modernas, como las enfermedades vasculares cardiovasculares, cerebrales y retinianas, las enfermedades cerebrales y autoinmunes, los cánceres, la obesidad, la diabetes, la pérdida ósea, etc. tienen un fuerte ángulo inflamatorio.

La mejor manera de protegernos contra la inflamación de los tejidos y las enfermedades crónicas modernas es restablecer el equilibrio en nuestros alimentos aumentando el consume de omega-3 en nuestra dieta, alcanzando la relación omega-3: omega-6 = 1: 1.

Recomendaciones para alcanzar el correcto balance de ácidos grasos:

  • Disminuya el consumo de aceites ricos en omega-6 como girasol, maíz, soya.
  • Aumente el consumo de aceites ricos en omega-3 como aceite de chía SOW o canola. 
  • Añada aceite SOW de Chía a su aceite para ensaladas favorito (por ejemplo oliva+chía), para aportar omega-3 y reducir los omega-6.
  • Consuma un puñado de nueces y almendras todos los días para el desayuno o la merienda. 
  • Añada semillas SOW de chía a sus ensaladas, yogurt o sus platos favoritos para aportar omega-3, fibra y proteína. 
  • Evite los productos procesados

 


Suscríbete